Estamos a su disposición

Innóvate​: Imagina, crea y aprende
Sancho Davila 32
28028 Madrid

 

Teléfono

628 52 17 37

 

Le invitamos a que utilice también nuestro formulario de contacto.

Innovate: imagina, crea y aprende en las redes sociales

Proyecto: Innovate
Proyecto: Innovate

BASES PSICOPEDAGÓGICAS

Bases Psicopedagógicas

 

 

Como profesionales de la educación creemos que es esencial dejar al alumno elegir, experimentar, jugar, investigar y en definitiva que desarrolle las dotes imaginativas y creativas que tiene en su ser más profundo. Actualmente tal y como dice Ken Robinson " las escuelas matan la creatividad". Los bebes nacen con un cien por cien de creatividad y debemos ofrecer facilidades, recursos y unos espacios para que desarrollen esas capacidades innatas que tienen los niños, así descubrirán paulatinamente sus capacidades, dotes, intereses y motivaciones por aprender. Por lo tanto, facilitamos unas herramientas para facilitar el encuentro con uno mismo y descubrir sus grandes motivaciones, no nos centramos en los contenidos puramente académicos ya que creemos que otra educación es posible.

Como sabemos que estos niños han nacido en la era tecnológica la tecnología les ofrecerá la oportunidad de descubrir el mundo que les rodea.

 

Las bases psicopedagógicas en las que nos basamos para enseñar tienen pinceladas de educación Waldorf, Montessori y algunos conceptos importantes que he aprendido durante mi trayecto en la universidad y cursos realizados.   

 

Hace unos meses cree un blog que trata los sistemas educativos de educación y por qué los considero importantes. En esa herramienta podéis encontrar la información completa aunque me gustaría dejar claro que es lo que destaco de cada uno de ellos.

 

  Por un lado, la metodología de María Montessori se caracteriza por proveer un ambiente ordenado, estético, simple y real donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños. El aula Montessori integra edades agrupadas en períodos de 3 años, lo que promueve naturalmente la socialización, el respeto y la solidaridad. En nuestros talleres la edad será más heterogénea y los alumnos tendrán la oportunidad de aprender de los más mayores.

 

María defiende que hay que dejar al alumno libertad en cuanto a materiales y ofrecerle largos periodos de concentración que no deben ser interrumpidos, es por ello que en mis actividades siempre hay una gran libertad en cuanto a creaciones, materiales, recursos que vamos a utilizar y tiempo. Me parece que no podemos etiquetar a los niños dejándoles un tiempo determinado ya que si queremos individualizar la educación debemos dejar a cada uno su tiempo y espacio para que aprenda satisfaciendo sus necesidades.

 

Esta disciplina enriquece el crecimiento interior así como la disciplina y la creatividad de los alumnos.

 

 Por otro lado, la educación Waldorf promueve la integración de  los distintos saberes  como la música, pintura o el trabajo de los tejidos trabajados de diferentes maneras.

En estas escuelas los alumnos participan en talleres como carpintería, cocina, tejido o jardinería entre otros desarrollando así su creatividad e incorporando los contenidos prácticos que serán importantes en la vida futura de los niños.

 

Desde Innóvate queremos dejar al niño como dueño de su aprendizaje por ello, las actividades no tienen en un principio límites y dependiendo de las inquietudes de los alumnos los objetivos serán unos u otros.

 

El personal apoyará a las personas que estén en nuestro espacio y les motivará o guiará para que consigan sus objetivos, pero entendemos que tienen que tener libertad y autonomía para desarrollarse.

 

Como profesionales de la educación creemos que es esencial dejar al alumno elegir, experimentar, jugar, investigar y en definitiva que desarrolle las dotes imaginativas y creativas que tiene en su ser más profundo. Actualmente tal y como dice Ken Robinson " las escuelas matan la creatividad". Los bebes nacen con un cien por cien de creatividad y debemos ofrecer facilidades, recursos y unos espacios para que desarrollen esas capacidades innatas que tienen los niños, así descubrirán paulatinamente sus capacidades, dotes, intereses y motivaciones por aprender. Por lo tanto, facilitamos unas herramientas para facilitar el encuentro con uno mismo y descubrir sus grandes motivaciones, no nos centramos en los contenidos puramente académicos ya que creemos que otra educación es posible.

 

Como sabemos que estos niños han nacido en la era tecnológica la tecnología les ofrecerá la oportunidad de descubrir el mundo que les rodea.

 

Las bases psicopedagógicas en las que nos basamos para enseñar tienen pinceladas de educación Waldorf, Montessori y algunos conceptos importantes que he aprendido durante mi trayecto en la universidad y cursos realizados.   

 

Hace unos meses cree un blog que trata los sistemas educativos de educación y por qué los considero importantes. En esa herramienta podéis encontrar la información completa aunque me gustaría dejar claro que es lo que destaco de cada uno de ellos.

 

Por un lado, la metodología de María Montessori se caracteriza por proveer un ambiente ordenado, estético, simple y real donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños. El aula Montessori integra edades agrupadas en períodos de 3 años, lo que promueve naturalmente la socialización, el respeto y la solidaridad. En nuestros talleres la edad será más heterogénea y los alumnos tendrán la oportunidad de aprender de los más mayores.

 

María defiende que hay que dejar al alumno libertad en cuanto a materiales y ofrecerle largos periodos de concentración que no deben ser interrumpidos, es por ello que en mis actividades siempre hay una gran libertad en cuanto a creaciones, materiales, recursos que vamos a utilizar y tiempo. Me parece que no podemos etiquetar a los niños dejándoles un tiempo determinado ya que si queremos individualizar la educación debemos dejar a cada uno su tiempo y espacio para que aprenda satisfaciendo sus necesidades.Esta disciplina enriquece el crecimiento interior así como la disciplina y la creatividad de los alumnos.

 

Por otro lado, la educación Waldorf promueve la integración de  los distintos saberes  como la música, pintura o el trabajo de los tejidos trabajados de diferentes maneras.

 

En estas escuelas los alumnos participan en talleres como carpintería, cocina, tejido o jardinería entre otros desarrollando así su creatividad e incorporando los contenidos prácticos que serán importantes en la vida futura de los niños.

 

Desde Innóvate queremos dejar al niño como dueño de su aprendizaje por ello, las actividades no tienen en un principio límites y dependiendo de las inquietudes de los alumnos los objetivos serán unos u otros.

 

El personal apoyará a las personas que estén en nuestro espacio y les motivará o guiará para que consigan sus objetivos, pero entendemos que tienen que tener libertad y autonomía para desarrollarse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Laura van den Brule - dirección@innovate.es- Mov. 62852 1737